El 21 de abril, ProWorkSpaces organizó en Barcelona, en el espacio de nuestro asociado Monday Pau Claris, “El termómetro del Coworking”, con un éxito rotundo de asistencia. Un formato de eventos itinerantes que la Asociación organiza durante todo el año en diferentes ciudades. El sector del coworking está en plena ebullición y los temas que se trataron con los panelistas de la mesa redonda, las preguntas de los asistentes y en general, la conversación que mantuvimos, fueron tan interesantes, que queremos compartir este resumen con las principales reflexiones: El perfil de usuarios está cambiando, tanto desde la visión de operadores, como de brókers. Coworkers vs clientes corporativos, todos tienen cabida en el flex. Se confirma el mayor porcentaje de cliente corporativo que actualmente demanda estos espacios.

Diferentes conceptos de espacios flex. Nuestro sector es muy variado, como el sector hotelero, donde conviven espacios que fomentan y se centran en la comunidad, otros en el cliente corporativo, otros en eventos, etc.

Epígrafe IAE para coworking. Es un hito importante para el sector, que hayamos conseguido identificarnos con un epígrafe de IAE propio, gracias a la labor de la Asociación durante años. El crecimiento del coworking en los próximos años será aportando capas de servicio, que es lo que nos diferencia de otras alternativas. Somos empresas, pero esto va de personas. No hay que perder de vista estas claves para mejorar los servicios.

El futuro es incierto, pero en los espacios de oficina flexible pasarán muchas cosas. La importancia de los contratos de prestación de servicios y las cláusulas de obligado cumplimiento. Se presentan tantas variantes, como modelos de gestión. La convivencia del coworking con el coliving ya es una realidad La sostenibilidad en los nuevos edificios y espacios de coworking, clave para adaptarnos a un futuro que ya está aquí. Para finalizar, lanzamos el reto de crear un slogan del Termómetro del Coworking Barcelona con estas tres palabras: Barcelona, Coworking, Futuro. “Cuando hablamos del sector de oficinas, podemos decir que en Barcelona no hay futuro sin el coworking…”